Potencia Máxima Admisible contratar - Tu Asesoria Energética

Potencia Máxima admisible en la Instalación eléctrica

Qué es la Potencia Máxima Admisible

Una de las características más importantes que debemos tener en cuenta y conocer de nuestra instalación, es la potencia máxima admisible, podríamos decir de otra manera, que es la intensidad de corriente máxima que admite la instalación, quedando limitada por el Interruptor General de Control de Potencia (ICP), o por Interruptor General de Alimentación (IGA).
 
Este termino lo puedes consultar en tu Certificado de Instalación Eléctrica (CIE), donde lo veras reflejado y expresado en kW, y recuerda que esta potencia máxima no necesariamente debe coincidir con el término máximo de potencia que contratas con tu compañía suministradora, que este viene reflejado en la factura de electricidad, por lo que debes ajustar el termino de potencia a la demanda real de tu instalación para evitar costes fijos innecesarios.
 
Término Máximo de Potencia es el coste que pagas por la potencia contratada en tu suministro eléctrico, es un precio fijo que no depende del consumo, sino del tipo de vivienda o tipo de local que tengas, y de los equipos eléctricos que tengas instalados.
 
Otro factor a tener en cuenta es que el termino de potencia contratado nunca podrá ser superior a la potencia máxima admisible de la instalación eléctrica, por lo que si necesitas aumentar la potencia debes conocer ese dato, y en el caso de que necesites más potencia de la que admite tu instalación eléctrica deberás adecuar esta a las nuevas exigencias, para ello será necesario consultar desde el primer momento con un Instalador Eléctrico Autorizado o en algunos casos con un Ingeniero Eléctrico, para que te asesore y procedas con los pasos correctos para no alargar el proceso más de lo necesario, ademas que son los únicos que pueden realizar tanto el Boletín Eléctrico, Certificado de Instalación Eléctrica o Proyecto Eléctrico según sea el caso.
 
 

QUE POTENCIA ELÉCTRICA CONTRATAR

Lo básico sobre la potencia eléctrica

Para empezar, partimos de que ajustar la potencia eléctrica contratada a tus necesidades y evitar contratar kW de más, repercutirá positivamente en tu factura de la luz. Puede tratarse de un ahorro pequeño si bajas uno o dos escalones de potencia, o de algo más si esta bajada supone un cambio de tarifa eléctrica hasta otra inferior.

 

Primeras Observaciones sobre tu potencia eléctrica

La potencia que necesitas dependerá de dos factores.  Por un lado del tipo y cantidad de aparatos eléctricos que tengamos y de la potencia que necesiten. Por otro lado, también dependerá de tus hábitos de consumo y el de las personas que viven o trabajan contigo. Las preguntas clave son: ¿Necesitáis conectar todos los aparatos a la vez? ¿O podemos distribuirlos en el tiempo?

  • Si todavía no tienes luz y vas a dar de alta un nuevo punto de suministro eléctrico, lo primero que debes mirar es el boletín eléctrico de tu instalación. Este documento acredita el buen estado de tu instalación, te dice si se trata de una instalación monofásica (las más habituales a nivel doméstico) o trifásica y la potencia eléctrica recomendada y la potencia máxima a instalar. La potencia máxima es un límite del que no puedes pasar, ya que a priori tu instalación no aguantaría rebasarla y respecto a la potencia recomendada, puedes ajustarla sin problemas si crees que es excesiva.
  • Si ya tienes luz y dispones de más de 15 kW de potencia contratada, recuerda que mes a mes tu contador ya registra cuál ha sido la demanda máxima (maxímetro) y por tanto sabrás con facilidad si tienes recorrido para ajustar la potencia o no. Aquí encontrarás más información al respecto.  Si tienes menos de 15 kW de potencia contratada, y quieres comprobar si deberíass bajar o mantener la potencia contratada, hoy te explicamos 2 de los métodos más comunes.

     

Cómo calcular la potencia que necesitas

La lógica para elegir tu potencia es sencilla: tienes que calcular el máximo de kW que vas a exigirle a tu red al mismo tiempo. Tienes que adelantarte a lo que puede pasar y pensar en esas situaciones en las que vas a necesitar poner tus electrodomésticos a tope. ¿En qué situación enciendes un mayor número de ellos a la vez?

Hay cosas a las que podrás renunciar y otras a las que no. Por ejemplo: quizás puedes esperar a poner la lavadora, posponerlo para cuando esté todo más tranquilo. Quizás no. Por ejemplo: quizás pasas demasiado calor en verano y necesitas encender tres aparatos de aire acondicionado al mismo tiempo mientras preparas tu comida en el horno.

Haz tus cálculos. Tu objetivo es encontrar la cifra de kW más alta que vas a pedirle a tu instalación eléctrica. Cuando la tengas, ya sabes cuánta potencia contratar. Y recuerda: si la sobrepasas, “saltarán los plomos”.

A continuación puedes ver la potencia aproximada que necesita cada electrodoméstico cuando lo enciendes:

    • Calefacción eléctrica: 1 – 2,5 kW.
    • Lavavajillas: 1,5 – 2,2 kW.
    • Lavadora: 1,5 – 2,2 kW.
    • Horno: 1,5 – 2,2 kW.
    • Cocina vitrocerámica: 0,9 – 2 kW.
    • Aire acondicionado (cada aparato o split): 0,9 – 2 kW.
    • Microondas: 0,9 – 1,5kW.
    • Calefacción bajo consumo: 0,4 – 0,8 kW.
    • Frigorífico: 0,25 – 0,35 kW.
    • Televisor: 0,15 – 0,4 kW.

 

Métodos útiles para conocer si tu potencia contratada es correcta

  • El método exacto: Existen en el mercado unos monitores energéticos que te indicarán la potencia máxima que necesitas. Simplemente debes adquirir  uno de estos aparatos y seguir sus instrucciones de instalación. Una vez instalado, mide tu uso de potencia durante varios días. El aparato te indicará cual ha sido la potencia máxima utilizada durante este período y ese será el valor de la potencia eléctrica recomendada.
  • El método de prueba y error: El ICP (Interruptor de Control de Potencia) está instalado en el cuadro eléctrico que, en caso de demandar más potencia de la contratada, desconecta la instalación eléctrica. Si nunca te ha saltado el ICP, podría significar que tienes más potencia de la que necesitas. ¿Cómo puedes asegurarte? Para hacer la prueba (de día o de noche linterna en mano), conecta todos los aparatos que puedes necesitar que coincidan de forma simultánea (luces, horno, lavavajillas, aire acondicionado,…). Si el ICP aguanta, es que puedes reducir la potencia, bien porque te sobra, bien porque realmente puedes alternar el uso de algunos aparatos. (*)

(*) IMPORTANTE: este método requiere que tengas instalado el ICP o IGA que corresponde. Este interruptor tiene indicado un valor de intensidad en Amperios que deberás de multiplicar por la tensión de suministro, en este caso en instalación monofásica son 230 Voltios. En trifásico hay que tener en cuenta la tensión de 400 Voltios y multiplicar por 1,73.

¿Es la misma que tienes contratada? ¡Perfecto! ¿Es superior? Entonces este método no te sirve.

 

Potencias normalizadas y nuevos tramos de potencia, ¿Cuál contratar?

La potencia eléctrica se mide en kW (kilovatios) y nos indica la cantidad de energía que se puede consumir en una vivienda al mismo tiempo.

Por otra parte, la potencia contratada es elegida por el cliente y determinará el precio que se debe pagar por tener acceso a la electricidad, independientemente del consumo que se haga del suministro. Este concepto es más conocido como el término fijo de las tarifas de luz.

Hasta ahora solo se podía elegir entre las potencias normalizadas, pero en la actualidad existe más libertad para ajustar la potencia eléctrica a la verdadera demanda del inmueble.

 

Potencia Eléctrica normalizada que puedes contratar

En el año 2006 el Gobierno reguló las potencias eléctricas, creando las potencias normalizadas. Aunque ya no son obligatorias, siguen siendo las más comunes en nuestro país.

El tipo de potencia contratada dependerá de la instalación eléctrica del inmueble:

  1. Instalación monofásica: aquellas en las que la electricidad circula por una corriente alterna. Es la más común en las viviendas, independeintemente de su tamaño, ya que varía entre 220 y 230 voltios.
  2. Instalación trifásica: en las que la electricidad circula de forma dividida en tres correntes alternas, variando entre 380 y 400 voltios
Potencia Electrica normalizada


Actualmente se pueden contratar los tramos de potencia en múltiplos de 0,1 kW, siempre que no se superen los 15 kW y se disponga de un contador que permita la discriminación horaria y la telemedida.

¿Cuánto cuesta aumentar la potencia contratada?

El precio de aumentar la potencia es bastante variable, ya que se divide en tres conceptos y dos de ellos dependen de cuánto se desee aumentar:

Precio de aumentar la potencia contratada:

Derechos de acceso: 19,70 €/kW + IVA

Derechos de extensión: 17,37 €/kW + IVA

Derechos de enganche: 9,04 € + IVA

¡CONECTAELECTRIC te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Resolveremos todas tus dudas técnicas o administrativas, y te realizaremos todas las gestiones para que no tengas que preocuparte de nada. ¡Te ahorraremos Tiempo y Dinero!

Lunes-Viernes 8h-22h, Sábado 9h-14h.LLÁMANOS o DÉJANOS UN COMENTARIO Y TE AYUDAREMOS.

SERVICIO DE COMPARATIVA DE TARIFAS ELÉCTRICAS, ENVÍANOS TU FACTURA Y TE OFRECEMOS UNA OFERTA DE ELECTRICIDAD PERSONALIZADA Y ADEMAS LLÉVATE UN BONO DE 25€. ¡AHORRO SEGURO!

Comparador de tarifas de Luz

¿PAGAS DEMASIADO EN TU FACTURA DE ELECTRICIDAD?
TE OFRECEMOS UNA OFERTA PERSONALIZADA.
 CONSÚLTANOS POR WHATSAPP O ENVÍA UN EMAIL A INFO@CONECTAELECTRIC.COM

REALIZAMOS ALTAS DE SUMINISTRO ELÉCTRICO, CAMBIO DE TITULAR, AJUSTE DE POTENCIA, CAMBIO DE COMERCIALIZADORA. ¡GRATIS!

¿NECESITAS UN ELECTRICISTA AHORA?

ENVIANOS UN WHATSAPP.
ESTAMOS A TU DISPOSICIÓN PARA CUALQUIER SOLUCIÓN ELÉCTRICA; AVERÍAS, INSTALACIONES ELÉCTRICAS, ILUMINACIÓN, FOTOVOLTAICAS O CONSULTAS TÉCNICAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLUCIONES ELÉCTRICAS

TU ELECTRICISTA MÁS CERCANO

SOLICITA ASISTENCIA

Ir arriba